^_^

Poderes de la perversión, Julia Kristeva

La abyección no es sólo un aspecto de la ‘constitución’ del sujeto parlante. Se relaciona con su discurso cultural: arte, literatura, filosofía, etc. Se conecta con las prácticas transgresivas en general, con la experiencia de cruzar límites y manejar prohibiciones.

La abyección, por su parte, es la condición en la cual la identidad se encuentra perturbada, donde se produce un colapso del significado.


“Abyecto. Es algo rechazado del que uno no se separa, del que uno no se protege de la misma manera que de un objeto. Extrañeza imaginaria y amenaza real, nos llama y termina por sumergirnos.
No es por lo tanto la ausencia de limpieza o de salud lo que vuelve abyecto, sino aquello que perturba una identidad, un sistema, un orden. Aquello que no respeta los límites, los lugares, las reglas. La complicidad, lo ambiguo, lo mixto. El traidor, el mentiroso, el criminal con la conciencia limpia, el violador desvergonzado, el asesino que pretende salvar… Todo crimen, porque señala la fragilidad de la ley, es abyecto, pero el crimen premeditado, la muerte solapada, la venganza hipócrita lo son aun más porque aumenta esta exhibición de la fragilidad.
[…] la abyección es inmoral, tenebrosa, amiga de rodeos, turbia: un terror que disimula, un odio que sonríe, una pasión por un cuerpo cuando lo comercia en lugar de abrazarlo, un deudor que estafa, un amigo que nos clava un puñal por la espalda…”


http://filosofiadelarte.com/2011/06/lo-abyecto-y-la-abyeccion-en-el-arte.html
http://www.elhablador.com/est17_guerrero1.html

No hay comentarios:

ABORTO. TU DECISIÓN. INFORMATE

ABORTO. TU DECISIÓN. INFORMATE
Folleto sobre utilización del Oxaprost. Descargar aquí